¿SON NECESARIOS LOS ALIMENTOS PROBIÓTICOS?

1:46:00

A menudo solemos pensar que los yogures, zumos, panes y galletas, son buenos para nuestra dieta por sus contenidos, pero, ¿Son realmente necesarios? La publicidad nos intenta hacer pensar que los alimentos probioticos y prebióticos son muy saludables para nuestro organismo, y a pesar de sus precios, en muchas ocasiones altamente altos, los compramos. ¿Hasta qué punto nos compensa gastarnos dinero en este tipo de productos?


La pregunta que mucha gente puede hacerse es ¿que son los alimentos probióticos y prebióticos? Estos, son alimentos con valor nutricional y además con valores saludables.
Los prebióticos se caracterizan por ser alimentos no digeribles, que nos favorecen al crecimiento de las bacterias saludables de nuestro intestino. Algunos de los más conocidos son la inulina y la oligofructosa, que se ven por ejemplo en el ajo y la cebolla. Se estima que a través de una alimentación equilibrada, rica en vegetales y frutas obtenemos 800 mg de estas fibras, cuando nos recomiendan entre 2 y 6 gramos. En este grupo también entran las galletas, lácteos, panes…

Los probióticos son alimentos con microorganismos vivos, y estos benefician al desarrollo de bacterias saludables para el intestino. Estos los podemos encontrar en los yogures, las leches fermentadas y las bebidas, como zumos o leches.
Todos estos productos ¿Son necesarios?
En la flora intestinal se realiza la absorción de nutrientes, seleccionando primero cuáles de ellos son necesarios y cuáles no. Si nuestra digestión es incompleta, si las sustancias que pasarán a la sangre son excesivas o si hay algún riesgo de que pasen sustancias no saludables a la sangre, se crean una serie de consecuencias, como gases, infecciones o intolerancias alimentarias.
Estos alimentos surgen para cuidar la flora intestinal, pero a veces con una alimentación variada y equilibrada se cubren sus necesidades.
El marketing que se utiliza para estos alimentos es excesivo, porque ni curan, ni previenen enfermedades, y sus efectos varían dependiendo de las personas.
En defensa de este tipo de alimentos, tenemos que decir que son buenos para dar lugar a digestiones más rápidas.
El problema de estos es que, para que sean efectivos, debemos tomarlos en controladas dosis, pero no existen estudios científicos que nos digan que proporciones debemos tomar.



You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Entrada destacada

NOVEDADES LITERARIAS ROMANTICAS (IX)

Llega octubre, un mes que a mi particularmente me encanta, y con ellos nuevas novedades, nuevas historias, nuevos personajes. Aquí os dejam...

Subscribe