CRUZANDO LOS LIMITES ¿Conseguirá Savannah su cuento de hadas?

10:30:00

Sinopsis: Savannah no entiende por qué todo el mundo se empeña en que vuelva con Brian. ¿A nadie le importa la razón por la que rompieron? Quizá debería hacerse la tonta y aceptar que su perfecto, brillante y universitario novio se acostó con otra chica en el asiento trasero de su coche, destrozando su pequeño universo y sus planes de futuro. Caleb es todo lo contrario a Brian, alguien poco recomendable. Es insolente, descarado y temperamental, y posee una mirada capaz de provocar incendios. Savannah conoce el peligro que supone acercarse a él. Sin embargo, ahora que el chico ha regresado a la ciudad, lo que hace unos años solo era un amor platónico e infantil amenaza con transformarse en algo muy real… y convertir su último verano, antes de ir a la universidad, en el más excitante de toda su vida.

Si queréis leer la novela solo tenéis que hacer clic y podréis disfrutarla tanto en papel como en formato digital.

Opinión
Madre mía del amor hermoso, buenas palabras para empezar una reseña…
Esa frase puede describir lo que pasa por tu cabeza mientras lees “Cruzando los límites”.
En esta novela nos encontramos con la idílica vida de Savannah, una chica perfecta, la muñequita perfecta, saca buenas notas, complace en todo a sus padres y tiene un novio “perfecto”. Vamos que nos encontramos con el universo de Barbie y Ken.
Pero ese bonito universo se rompe nada más empezar la novela y es que Savannah no es la chica que todos ven, no es esa niña buena que quiere complacer a todos. Savannah es una chica que se muere por soltarse la coleta y vivir de verdad por una vez. Es una chica con carácter con unas ideas claras y que quiere empezar a tomar las riendas de su vida, pese a lo que piensen los demás.
Y en esta bonita novela también nos encontramos con Caleb, podría hablar horas y horas de Caleb, porque puede que al principio penséis que es el típico chico malo, todo un clásico, pero según vas leyendo te das cuenta de que Caleb es un personaje único, un personaje con sus luces y sus sombras, un hombre como diría el mismo “treinta por ciento ángel, sesenta por ciento demonio”. Pero en el fondo, este chico “malo” solo ha tenido la mala suerte de estar en el sitio equivocado en el momento equivocado.
Pero Caleb es un personaje que se mete bajo tu piel, con ese toque chulo y prepotente, pero que cuando lo vas descubriendo ves que es un chico dulce, cariñoso y que haría lo que fuera por proteger a los suyos. En ese momento caes rendida a sus pies.
La novela empieza fuerte, muy fuerte, con un suceso que a mí personalmente me dejo sin palabras y no pude parar de leer hasta saber que había pasado.
Pero además es que la novela de esta novela es adictiva, secretos mentiras y misterios que te dejan sin palabras, además nos trae una historia de amor preciosa, llena de ternura y con un amor puro y verdadero.
Una historia de amor que al principio parece imposible, por todo lo que está en juego, por las prioridades que tienen cada uno de los protagonistas, pero sobre todo por el miedo al qué dirán, porque en el fondo, aunque Savannah quiere soltarse la coleta y vivir, todavía tiene miedo a defraudar a los que quiere ¿Conseguirá Savannah dejarse guiar por el corazón y no por la razón?
En esta historia los personajes secundarios tienen papel muy importante, t sobre todo a la hora de ayudar a los protagonistas a dar los pasos que ellos no se atreven a dar, siendo una parte trascendental en la trama, aportando unas escenas donde se ve la verdadera amistad, la verdadera familia y dándole a la novela unos momentos cómicos, cargados de risas y otros llenos de ternura y sentimiento.
Cabe destacar a dos de esos personajes secundarios, Tyler y Cassie, dos personajes que por separados son únicos y que juntos son una verdadera bomba de relojería y la verdad es que espero poder leer pronto sobre ellos.
En resumidas cuentas, la novela que nos trae María Martínez te engancha desde la primera página, te traslada desde Santa Fe hasta San Francisco. Una novela que vives en tu propia carne, con la que sufres y con la que tu corazón se encoge (sobre todo cuando descubres todo el pastel…) pero también una novela con la que disfrutas muchísimo, capitulo tras capitulo.
Me ha gustado mucho la manera en la que está narrada y escrita la historia, de una manera delicada y sencilla pero muy cuidada, para que el lector no se pierda en ningún momento.
He de decir que no conocía a la autora de esta historia, pero desde hoy está en el ranking de mis escritores favoritos, no puedo estar más agradecida a Clara por recomendarme esta bonita historia y hacer que la leyera.
Es la primera o la segunda novela que leo de este género (New Adult) y la verdad es que me ha sorprendido lo mucho que me ha gustado, la ternura con la que está escrita y la calidez que transmite su historia.
Si no habéis leído este tipo de género, ya sea porque no os llama o porque no sabéis con qué novela empezar, os recomiendo que empecéis con “Cruzando los límites” no os arrepentiréis.

Aquí os dejo algunas partes de la novela que a mi me han encantado.
—Lo siento —se disculpó.
—¿Qué diablos estabas soñando? —preguntó Tyler en cuanto recobró el funcionamiento de sus cuerdas vocales.
—No sé. Tenía una pesadilla... Estaba con mi padre... mi hermano y... conejitos rosas. Había conejitos rosas por todas partes —dijo en un susurro.

Su mirada la acechaba como un depredador y a ella le encantaba ver esa expresión en su cara. Se plantó delante de la chica y bajó la cabeza hasta darle un enorme mordisco a la manzana que sostenía en la mano. La miró a los ojos mientras masticaba y tragaba. Había decidido echar el freno, pero no dejar de jugar. Esa parte podía ser tan divertida como el desenlace y él quería que Savannah se divirtiera, que anhelara esos juegos.

—¡Joder, esto me pasa por bocazas! —se quejó Caleb con un mohín que frunció sus labios. Parecía un niño pequeño al que acababan de quitarle un regalo de las manos.
(…)
Caleb cerró los ojos y gimió con una sonrisa en los labios.
—Quieres torturarme —susurró con voz ronca y somnolienta—. Matarme, ¿verdad?
Ella se inclinó y acercó su boca a la de él.
—Sí, muy despacio, tan lentamente que no te darás cuenta de que ya estás muerto hasta que sea tarde —murmuró y le dio un beso en los labios.
Él sonrió sobre su boca, sin abrir los ojos.
—Eres un demonio —musitó—. Mi pequeño y precioso demonio.





You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Entrada destacada

NOVEDADES LITERARIAS ROMANTICAS (IX)

Llega octubre, un mes que a mi particularmente me encanta, y con ellos nuevas novedades, nuevas historias, nuevos personajes. Aquí os dejam...

Subscribe