RESEÑA RAMBHÁ LA APUESTA FINAL ¿Quien ganara la guerra?

10:30:00

Sinopsis: Ares. Dios de la guerra.
Hunter. Cazador.
Ares Hunter. Hombre irresistiblemente atractivo. Poseedor de unos penetrantes ojos azules y un cuerpo felino escultural. Versado en seducción. El líder allá donde va. Sus amantes permanecen
extremadamente enganchadas a él. Vencedor absoluto en todas las batallas, excepto en una.
«Es imposible elegir de quién te enamoras, si así fuese, todo esto me resultaría mucho más sencillo, pero esta vez, me temo que el amor ha escogido por mí». Ares.
Keira. Mujer bella y pura de cabello oscuro.
Amor. Sentimiento de intensa atracción emocional y sexual hacia una persona con la que se desea compartir una vida en común… a veces.
Keira Amor. Mujer increíblemente hermosa. Fuerte y decidida. Va perdiendo la guerra contra sus sentimientos, sin poder evitar que sean cada vez más fuertes. Una cruenta batalla que se cernirá sobre todo su mundo. Sabe de sobra que ese hombre no le conviene porque le hará sufrir, sin embargo, junto a él se siente más viva que nunca.
«Le odio, pero no puedo vivir sin él». Keira.

Si no habéis leído la reseña de la primera parte os dejo aquí el enlace.

Opinión
Por fin después de meses de espera, que a mí personalmente me han parecido años, he podido sumergirme en el desenlace de la historia de Ares y Keira.
He de decir que ya el prólogo me enamoro y me conquisto porque en si con sus breves párrafos describe a la perfección la esencia de la novela.
Pero la historia que nos encontramos en el interior…a mí me ha dejado sin palabras, hubo momentos en lo que llegue a tener infinidad de dudas sobre qué pasaría
¿Todos eran tan buenos?
¿O el que parecía bueno no lo era tanto?
Y es que desde el instante en el que empiezas a leer la novela te atrapa, te lleva a ese pedacito de Olimpo que han hecho suyo Ares y Keira, disfrutando de la novela de una manera muy especial.

La trama de esta segunda y última entrega es más dura que la de la primera, las cosas que hay en juego en esta apuesta final son mucho más valiosas y si sale mal ambos terminaran con el corazón roto, me ha gustado mucho la forma en la que Anabel juega con el suspense, pues hace que no quieras cerrar el libro en ningún momento.
Pero he de decir que también he sufrido, esa lucha de titanes continua, esas batallas por el poder y esa guerra por conquistar el corazón del otro.

Mi talón de Aquiles en esta novela es Ares, me parece un personaje con tanto trasfondo, con tantas facetas tatos miedos que según pasa los capítulos más cosas descubres y más cosas quieres saber de él.

Por no hablar de Keira de la que me declaro fan, con esa fuerza y ese poderío que sale a relucir cuando se trata de Ares. Por qué no quedara nada de la Keira que conocimos en la primera novela, esa mujer que se aferraba a su pasado y que no vivía, ahora veremos a una mujer que lucha y que no se da por vencida en ningún momento, veremos nuevas facetas de Keira y estoy segura de que os dejaran tan asombrados como a mí.

¡Y toca el turno de los personajes secundarios!
Emma… es única, esa canija lo tienen todo y sin ella la novela no sería la misma, esa amiga incondicional que apoya a su amiga en todo pero que siempre le dice la verdad.
Christian… me ha sacado un poco de quicio en algunos momentos, no voy a mentir, pero tengo que reconocer que su historia con Ares supera muchas barreras. Y qué decir de su relación con Emma... son una bomba de relojería
María… es la madre de Ares y a mí me ha encantado, me ha parecido un personaje cristalino, fresco y crucial en ciertos momentos.

Y como no con esta novela también he llorado, pues después de tanta batalla, después de tantas guerras se ve el amor más puro que dos personas se pueden tener, un amor que traspasa todas las barreras del tiempo y el espacio.
Y no os cuento más de la novela (Que, si por mi fuera nada más que os pondría spoilers, pero no sería justo).
Pero esta novela no tienes solo amor, pasión, misterios y mentiras, también tiene muchas escenas cómicas que te hacen llorar de la risa.
Una vez más Anabel me ha vuelto a enamorar con su forma de escribir.
Rambhá me ha parecido el mejor punto y final que esta bilogía podía tener. Es una novela fresca, divertida, pero a la vez pasional y adictiva.
La forma en la que está escrita con un lenguaje sencillo pero sofisticado, describiendo todo a la perfección, pero en su justa medida para no hacerse pesada en ningún momento.
Así que, si queréis adentraros en la historia de amor de dos dioses del olimpo, si queréis conocer la historia de Rambhá y Ares… esta es vuestra novela.

Aquí os dejo algunas parte de la novela que a mi me encantaron (podría mil mas pero os contaría demasiado)

Me incorporo como puedo. Me duele hasta el pelo, pero no me da tiempo a lamentarme, porque un estruendo capta de inmediato mi completa atención. ¡Un precioso Lykan negro acaba de estamparse contra el edificio…! Es lo bueno que tienen los coches automáticos, que convierten las venganzas contra novios que poseen un harén en una tarea bastante fácil de realizar. —¡ Jódete, cabrón! —me sale del alma, mientras admiro mi obra maestra . De pronto, ya no me duele nada.

Emma no ha esperado ni un segundo para la ofensiva. —Cariño, tranquilízate, estás demasiado nerviosa… «Oh, oh». —¡ Como me ponga demasiado nerviosa vas a ver de lo que soy capaz, Ritz! —Los ojos de Emma están inyectados en sangre. Los hombres no terminan de aprender que esa frase no se le puede decir a una mujer enfadada, es como echar gasolina sobre un fuego.

—¿ Crees que es proporcional tu enfado a los acontecimientos , Keira? Te propuse una cosa que no te gustó y en vez de negarte amablemente, ¡me declaras la guerra! A mí me atrae probar cosas nuevas, experimentar, sobre todo con lo que al sexo se refiere, pensé que te podría agradar, ese fue mi error. Ansío decirle que le declaro la guerra única y exclusivamente porque me está utilizando para conseguir un fin económico, a cambio de destrozarme el corazón.

—Verte reír es lo más bonito del mundo, Keira. —Pues no me hagas llorar…—me sale del alma, aunque no debería haberlo dicho.

Entonces todos los dioses comprendieron que no son controlables ni el amor ni la guerra, que la fuerza del deseo era imparable y que no había ninguna ley en el mundo que pudiese regir los sentimientos. Por eso, por más que todos lo intentasen, jamás podrían separarlos. Y así, la historia de amor de estos dos dioses continuará eternamente, hasta el fin de los tiempos».



You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Entrada destacada

NOVEDADES LITERARIAS ROMANTICAS (IX)

Llega octubre, un mes que a mi particularmente me encanta, y con ellos nuevas novedades, nuevas historias, nuevos personajes. Aquí os dejam...

Subscribe