COMO LLEVAR TACONES Y NO MORIR EN EL INTENTO

10:30:00


Es así… no hemos nacido con un don otorgado por los dioses por el cual sabemos andar con tacones a la perfección y tampoco hemos nacido con unos pies de hierro que soporten ir montada en esos altísimos andamios que aunque nos hacen ir divinas también hacen que nuestros pies se resientan hasta la saciedad… por eso hoy os traemos unos cuantos consejos para llevar tacones y no morir en el intento.

1)    Aunque sean los zapatos perfectos y los más bonitos del universo, si son nuevos nunca te los pongas para ratos prolongados sin antes probarlos en casa o en ratos largos. Todo zapato necesita un tiempo para amoldarse al pie y es necesario ponérselo unas cuantas veces antes de que esto ocurra.

2)    Hidratación… aunque parezca mentira es verdad, el pie tiene que estar hidratado, así sufrirá menos y además siempre podemos encontrar una crema que haga que llevar zapatos de tacón altos sea más llevadero (yo he descubierto que las cremas efecto frio hacen que el aguante con un zapato de tacón alto sea más cómodo y menos doloroso).





3)    La talla correcta… esto es muy importante… puede que a veces nos cueste encontrar el zapato idóneo, ya sea por que tengamos un empeine más prominente o un pie más ancho pero de talla pequeña. Da igual, puede que sea una búsqueda incansable, pero encontrar un zapato que sea de la talla correcta a nuestro pie puede marcar la diferencia.

4)    El tamaño y la forma sí importa… muchas veces nos enamoramos, flotamos en una nube desde el momento en el que compramos los zapatos en la tiendas hasta el momento en el que llega el día que tenemos que ponérnoslos y andar, en ese momento te caes de la nube y te das cuenta de que es misión imposible, que andas como las muñecas de famosa y no hay manera. Por eso siempre hay que ver que la forma y el tamaño del tacón son cómodos y es fácil (todo lo posible) andar con ellos. Además si son unos zapatos con los que tenemos pensado pasar un tiempo prolongados, es mejor que el tacón sea un poquito más ancho y también ayuda que el zapato tenga un poquito de plataforma. Esas pequeñas cosas pueden marcar la diferencia entre poder andar los días posteriores o no…


5)    Frio… el hielo puede ser nuestro aliado en estos momentos, si por alguna razón, aunque el zapato sea de nuestra talla por algún motivo sigue sin ser cómodo en ciertas partes, nos aprieta o roza, pon una bolsa llena de agua dentro del zapato y mételos al congelador, una vez dentro el agua se congelara y hará que el zapato de un poquito de si, por lo cual cederá y dejara de apretarnos.


6)    Amor por las plantillas, las plantillas pueden darnos la felicidad, hay muchas marcas, modelos, formas, texturas y puede que usar unas plantillas haga que nuestros pies no se resientan a la hora de pasar varias horas subidos en nuestros tacones.

Esperamos que estos consejos hagan que llevar tacones sea más llevadero y podáis ir divinas siempre sin morir en el intento.

You Might Also Like

4 comentarios

  1. jajajajaj yo seré la que casi se caé, pero sin el casi

    ResponderEliminar
  2. Yo no puedo por un problema que tengo en mi pie desde hace muuucho tiempo, así que tacones, muy bajitos y poco, pero sí que me encanta como lucen en las demás chicas, y además siempre camino como que con las puntas, en fin que soy muy patosa, jajaja. Me ha encantado la entrada.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Muchas gracias por los consejos los pondré en practica, aunque después de las jornadas de trabajo con el calzado horrible que nos obligan a ponernos cuesta mucho ponerse tacones, más bien se necesita un milagro. Besos

    ResponderEliminar
  4. VIVA PUERTO RICOOOO!!!! Participo y te sigo por todos lados Jajajaj...
    Por Facebook como Eva Jordi Padilla Caparros.

    ResponderEliminar

Popular Posts

Entrada destacada

NOVEDADES LITERARIAS ROMANTICAS (IX)

Llega octubre, un mes que a mi particularmente me encanta, y con ellos nuevas novedades, nuevas historias, nuevos personajes. Aquí os dejam...

Subscribe