RESEÑA... LA DISTANCIA ENTRE TU Y YO

8:30:00

Caymen Meyers aprendió de muy pequeña que no se puede confiar en la gente rica. Y después de años estudiándolos detrás de la caja registradora de la tienda de muñecas de porcelana de su madre, nada le demuestra lo contrario.

Un día Xander Spence entra en la tienda. Es alto, guapo y extremadamente rico. A pesar de su encanto y el hecho de que parezca ser la única persona que la comprende, Caymen sabe que su interés por ella no va a durar. Porque esa es precisamente una de las cosas que aprendió de su madre: la atención de los ricos se desvanece rápidamente.
Pero justo cuando la lealtad y el afecto de Xander están a punto de convencerla de que ser rico no es un defecto, Caymen se da cuenta de que el dinero jugaba un papel mucho más importante en su relación de lo que pensaba. Con tantos obstáculos en su camino, ¿serán capaces de recorrer la distancia que los separa?

El otro día termine “La distancia entre tú y yo” y la verdad es que me sorprendió mucho como termina, no sé si es porque tenía muchas ganas de leerlo o por qué, pero creo que esta reseña me va a costar hacerla… y sin más dilación… vamos allá.

Creo que fue en verano cuando vi la portada de esta novela y me enamore, quería tenerla ya y leerla. Cuando hace un par de meses salió a la venta me hice con ella y la empecé. Yo no suelo leer genero juvenil (o Young Aulto como dice mi querida Miriam), pero me llamaba tanto la atención que decidí empezarlo.
En esta novela nos encontramos con la historia de Caymen y Xander. Dos polos totalmente opuestos, dos mundos diferentes, pero dos caminos que están predestinados a entrelazarse.

Caymen es una chica sarcástica,  muy sarcástica. Vive con su madre encima de su tienda de muñecas de porcelana. Caymen se divide para poder terminar de cursar sus estudios y ayudar a su madre a sacar la tienda a delante o por lo menos a intentarlo. La vida de Caymen no ha sido sencilla. Hija de una madre soltera repudiada por su familia, solo se tienen la una a la otra y a su tienda. La cual empieza a peligrar. Caymen cada vez está más agobiada por tener que elegir universidad. Ya que piensa que no podrá ir debido a su situación económica. Es una chica solitaria, la única que la acompaña en sus pocas aventuras es su amiga Sky y las muñecas de porcelana cuyos ojos la siguen a todas partes.
Por otro lado tenemos a Xander, un niño nacido en el seno de una familia acomodada. Ha crecido con todo tipo de lujos y nunca le ha faltado de nada. Se podría decir que Xander es la “oveja negra” ya que no despunta en ninguno de los campos que a su padre le gustaría, por lo que este ha decidido que se haga cargo del negocio familiar, cosa que no le hace mucha gracia a él.
Xader ira un día a recoger un encargo de su abuela y conocerá a Caymen. En su primer encuentro Caymen cree que Xander es como todos los niños ricos, pero con el tiempo y después de ver que ella y Xander no son tan diferentes empieza a forjarse entre ellos una amistad. Entre los dos intentaran descubrir que es aquello a lo que les gustaría dedicarse en el futuro y todo esto hará que entre ambos empiecen a crecer sentimientos más profundos.

Los secretos y los malos entendidos hará que su amistad se torne en varias ocasiones ¿serán capaces de luchar contra viento y marea?

A ver esta novela me ha gustado. Hasta la mitad del libro me estaba gustando bastante, la historia va a un buen ritmo y van ocurriendo cosas de las cuales quieres saber su desenlace. Pero cuanto más se acercaba el final más me preocupaba. Porque apenas había amor en los capítulos que había leído, por lo que al menos esperaba un par de capítulos finales en los que se cerrasen todas las puertas que se habían abierto a lo largo de la novela y poder disfrutar de esas escenas amorosas… cual es mi sorpresa cuando veo que me quedan quince paginas para el final y solo dos son de la novela ¡SOLO DOS! El resto eran agradecimientos. Pues mi sorpresa fue ver que la novela tiene un final “abierto” que no cierra muchos de los temas de los que habla a lo largo de toda la novela y que no hay epilogo… por lo que me he quedado con un sabor agridulce. Por una parte me ha gustado, tanto los personajes de Caymen y Xander y su historia pasito a pasito. Pero por otro lado me habría gustado leer algo más de su relación y tener un epilogo que cerrase todos los asuntos pendientes.
No sé si esta novela tendrá segunda parte o alguna especie de relato que cierre todos esos temas y acabe con todas mis incógnitas… pero espero que sea así.

Es un buen libro que si acabáis de terminar de leer una trilogía o saga larga, como lectura de transición está bien y si os gusta la literatura juvenil o Young Adult puede que esta novela os guste.
La forma de escribir de Kasie West es amena y no se hace nada pesada la forma en la que está narrada la historia.
¿Y vosotras, la habéis leído? ¿Os pasa como a mí cuando no hay epilogo?


 

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Hola!
    Todas las reseñas que he leído del libro son parecidas, en plan bien, jeje, y la portada es muy bonita!
    Me lo apunto
    gracias por la reseña!
    un beso
    S

    ResponderEliminar

Popular Posts

Entrada destacada

NOVEDADES LITERARIAS ROMANTICAS (IX)

Llega octubre, un mes que a mi particularmente me encanta, y con ellos nuevas novedades, nuevas historias, nuevos personajes. Aquí os dejam...

Subscribe